jueves, 26 de enero de 2017

De barrera a barrera

Manuel Picón.
Hoy entrevistamos a Manuel Picón, cantaor que tiene muy presente sus tradiciones. Amante de la caza, y todo un ejemplo de como el mundo cinegético sigue latente en la actualidad. Perseverancia, talento y amor a la naturaleza, sus señas de identidad.

TC. ¿Quién es Manuel Picón?

MP. Manuel Picón es una persona trabajadora, luchadora, tranquila, apasionada, amigo de sus amigos, cazador, y sobre todo amante de la naturaleza.


TC. ¿De dónde te viene la pasión por la caza?

MP Desde muy temprana edad. Recuerdo como iba a cazar con mi padre por la ribera de mi pueblo, Calañas, era un disfrute ver como esos perros jipaban, corrían detrás de los conejos, y mi padre, Manuel Picón Moriano, me los acusaba, "ahí va Manolo", eran tan bonito esos días de cacería, que se me han quedado grabados para siempre.


TC. En el año 2014, tu carrera profesional da un giro de 360º, ¿a qué es debido?

MP. Cierto, de componer canciones de amor y desamor, me inspiro en componer canciones de amor al campo, la caza, los animales, a la caza menor y sobre todo a la caza mayor, a la mujer cazadora, en definitiva, a todo lo relacionado con el mundo cinegético y nuestra naturaleza.


TC. Actualmente estás en la grabación de tu nuevo disco, cuéntanos de él.

MC. Estamos inmersos en el tercer disco cinegético, dando un gran salto tanto musical como comercial, sonidos más modernos, con un directo más potente. Estamos muy contentos con el trabajo realizado. Os adelanto el single "Sangre de mi sangre", cuenta como una mujer embarazada, y su hijo todavía dentro de su vientre, escucha ya las caracolas, perdices, y demás sonidos de la naturaleza. Un sentimiento que sólo los cazadores sabemos apreciar.


TC. Tanto el flamenco como la caza son tradición en España, ¿cuál es tu visión personal del estado actual de las dos?

MP.  Como bien dices el flamenco y la caza son tradiciones de España, pero es algo más que la mera tradición, es una forma de vida, una pasión que algunos cuantos de miles o millones llevamos dentro, lo cual no se nos puede quitar. Es parte de nuestras vidas, y como siempre digo en mis comentarios en redes sociales, "la caza no se toca".


TC. ¿Qué tipo de actividad cinegética practicas?

MP. Practico la caza menor, la paloma torcaz, la perdiz con reclamo, pero la modalidad que más me gusta es la mayor, en particular la montería, que desde temprana hora se siente con las rehalas en el remolques, y en la cara de los cazadores se denota ese nerviosismo por llegar al puesto, esos paisajes, esa jara que se parte. Toda una pasión.


TC. ¿Nos podrías comentar ese lance que más te haya marcado?

MP. Sí, yo cazo con escopeta, peculiaridad en los tiempo que corren, pero soy feliz con ella. Resulta que iba a ponerme en el puesto, y el presidente de la Sociedad de Cazadores de Calañas, que suele ir con rifle, ese día decidió ir con escopeta. Tal novedad  hizo que se le olvidasen las balas, y como yo soy el único que cazo con escopeta, me pidió que le dejase alguna. Llevaba 14, y le dejé la mitad. Al  par de horas de estar en el puesto, se me presentó un venado de 11 puntas, quedándome con él de un tiro. Más tarde me entraron cinco cochinos, abatiendo tres de ellos, sólo teniendo ya dos balas en la canana. Ese día no se me olvidará jamás, un venado y tres cochinos, de siete balas, me sobraron dos.


TC. ¿Cuál crees que es el mayor valor que tiene la caza?

MP. Para mi el mayor valor que tiene la caza es la convivencia entre cazadores y amigos, el respeto y amor hacia los animales, tirar o no tirar es indiferente, pero ese amanecer y atardecer que nos brinda el campo no se compra con nada.


TC. Si pudiéramos escucharte te pediríamos que te cantases algo, ¿nos lo puedes decir con palabras?

MP. Si a un padre le dices a que hijo quieres más, lo tiene difícil. Para un autor y sus canciones lo mismo, pero aprovechando esta oportunidad que me brindáis, os escribo el estribillo del nuevo single "Sangre de mi sangre".


SANGRE DE MI SANGRE
DENTRO DE MI MADRE
MI CORAZÓN LATÍA
CAZADORES DE SANGRE
SANGRE DE MI SANGRE
DENTRO DE MI MADRE
ESCUCHANDO LOS LADRÍOS
LAS CARACOLAS Y PERDICES.






No hay comentarios:

Publicar un comentario